APFP
por uno estatuto proprio para prisiones

Treinta años del atentado más sangriento de ETA en Andalucía: la cárcel de Sevilla

|
247

A las 11.20 horas, el techo se abrió y los muros saltaron por los aires en el cuarto de paquetería de la antigua prisión de la Ranilla en Sevilla. Un paquete bomba con la firma de ETA mataba a cuatro personas y dejaba heridas, algunas de extrema gravedad, a otras treinta. El artefacto explotó junto a la sala de espera donde había niños esperando para visitar a sus padres presos. El trágico balance convirtió ese atentado, del que se cumple 30 años este lunes, en la peor matanza ejecutada por los terroristas en Andalucía.

Las víctimas mortales se llamaban: Manuel Pérez Ortega,Jesús Sánchez LozanoDonato Calzado García y Edmundo Pérez Crespo. El primero era funcionarios de prisiones

 y llevaba tres años destinado en el servicio de paquetería de la prisión. Natural de la localidad sevillana de Olivares, sus compañeros lo recuerdan todos los años en un sencillo homenaje que se celebra en la puerta de la antigua cárcel coincidiendo con el aniversario del terrible atentado.

Manuel fue quien se encontraba más cerca del artefacto junto a Jesús y Donato. Ellos eran presos de confianza, que ya estaban cerca de obtener la libertad y por eso trabajaban en el área de recepción de paquetes. La cuarta víctima mortal, Edmundo, había acudido al penal a visitar a su hermano.

La bomba había llegado esa mañana procedente de Valladolid. El paquete había levantado las sospechas de los funcionarios porque pesaba mucho pero en el escáner no conseguían ver nada. Iba dirigida al director de la prisión. Optaron por dejarlo en el cuarto de paquetería y avisaron a los Tedax para que lo analizaran. A la Policía no le dio tiempo de llegar, pasadas las once de la mañana estallaba en un momento crítico. En la sala de espera había medio centenar de personas aguardando su turno para ver a los reclusos.

Los bomberos buscan en los escombros tras el estallido de la bomba
Los bomberos buscan en los escombros tras el estallido de la bomba – ABC

Hilvanando los testimonios de unos y otros, en la prisión detectaron que los seis miembros de la banda de ETA que estaban en ese momento presos en esa cárcel habían abandonado el patio poco antes de que estallara el artefacto. La información se difundió pronto en la población reclusa y los mismos funcionarios que acababan de perder un compañero por la barbarie terrorista tuvieron que intervenir para impedir que los internos lincharan a los seis etarras. ETA atentaba por primera vez en una cárcel española.

Prisiones andaluzas: en el objetivo

Aquella matanza fue el tercer zarpazo que daba ETA en tierras andaluzas y el primero en Sevilla. Esas primeras acciones fueron dirigidas exclusivamente contra el colectivo de trabajadores de las prisiones. En 1983 era asesinado en El Puerto de Santa María el médico de prisiones Alfredo Suar Muro. En 1989, un paquete bomba mataba en Granada a Conrada Muñoz Herrera, madre de otro trabajador de Instituciones Penitenciarias.

Familiares y curiosos acudieron a la cárcel tras conocerse la noticia del atentado
Familiares y curiosos acudieron a la cárcel tras conocerse la noticia del atentado – ABC

Las cárceles andaluzas han jugado un papel fundamental en la lucha para ir debilitando a las organización. Eran los destinos de los reclusos irredentos y aquellos que renegaban de cualquier renuncia a la violencia o perdón. Interior las usó como herramienta para ir minando la moral de los presos de la banda que constituían un sector con mucho peso en la organización. Hoy en día, con la banda vencida, sólo queda un preso de ETA en las prisiones sevillanas, que se han ido vaciando de internos etarras, trasladados muchos de ellos a centros próximos al País Vasco.

Este lunes, la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) ha vuelto a organizar un homenaje en la fachada que aún perdura del antiguo penal para recordar a Manuel Pérez Ortega y al resto de víctimas que dejó aquella bomba. «En su recuerdo, que permanece innato y caminando por Sevilla, me cuenta lo ocurrido en aquellos días, lo que sintió, lo que su vida cambió, que fue mucho y todo lo que encierra una fecha grabada e imborrable, lo que sintieron los compañeros, cómo afectó a sus familias, cómo fueron tratados. O cómo no lo fueron. Cómo la institución y los poderes públicos riegan con silencio su vida. Me habla de cómo era Manuel, del recuerdo en el día a día del trabajo, de lo buen compañero que era», ha descrito uno de sus compañeros en un acto al que han asistido familiares del funcionario, miembros de VOX y en el que se ha depositado un ramo de flores.

https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-30-anos-atentado-mas-sangriento-andalucia-carcel-sevilla-202106281906_noticia.html#ancla_comentarios

close

Hola 👋
Gracias por visitar la
web de APFP.

Regístrate para recibir contenido sobre prisiones.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Puedes valorar esta noticia, utilizando estas estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...