APFP
por uno estatuto proprio para prisiones

En las prisiones españolas hay 79 personas trans: Se estudia caso por caso para determinar en qué lugar deben estar

|
188

En España hay un total de 92 cárceles que dependen, a excepción de las localizadas en Cataluña y en País Vasco, de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. En estas dos comunidades autónomas son controladas por la Generalidad de Cataluña desde 1984 y por el Gobierno Vasco desde 2021.

Actualmente en las prisiones duermen 46.000 internos que han cometido todo tipo de delitos y, de ellos, 79 son personas transgénero, según han explicado fuentes penitenciarias a Confilegal. Pero para determinar qué centro será el más adecuado para cada persona, han de estudiar caso por caso.

Tras aprobarse la Ley Trans el pasado mes de febrero, se ha podido escuchar que en la cárcel de Asturias seis internos han tramitado el cambio de sexo para trasladarse al módulo de mujeres, pero según ha podido saber este digital, estos datos concretos no pueden saberse y el motivo es muy sencillo.

Estos cambios se solicitan en el registro y los internos, al tener derecho a poder comunicarse con instituciones u organismos, pueden rellenar una instancia en abierto a la dirección para que lo tramite o, por el contrario, hacerlo de forma privada.

De modo que al hacerse en “sobre cerrado”, el juez de vigilancia o el encargado del registro no saben los trámites que hacen, con qué finalidad y qué es lo que piden, por lo que no pueden saberse datos exactos. 

INSTRUCCIÓN DE 2006

Hace 17 años entró en vigor la instrucción 7/2006 de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias sobre la integración de las personas trans ante la ausencia de normativa para promover un internamiento adecuado a la identidad de género.

Esta instrucción, que está vigente hoy en día, se creó para reconocer realidades que, hasta ese momento, no estaban reconocidas. De modo que, por ejemplo, una persona que iniciaba su transición fuera de prisión podía continuarla dentro y también se le permitía realizarla una vez ya interno.

Desde entonces, han estado en módulos de mujeres, hombres o mixtos, como el resto de los internos. Y para determinar en qué lugar deben estar, hay que analizar cada situación concreta porque no hay no hay dos casos iguales, han explicado desde prisiones.La Alianza CBM denuncia que Interior ‘oculta’ información sobre la presencia de varones autoidentificados mujeres en cárceles femeninas

Aunque, normalmente, las mujeres trans están en módulos de mujeres y los hombres trans en los de hombres. Pero para determinar a dónde van a ir cuando se ingresa en prisión, durante las primeras 24 horas el interno -trans o no trans, ya que se hace con todos- es analizado por diversos técnicos como pueden ser médicos, psicólogos o educadores. Posteriormente, se les dirige o a módulos ordinarios o a módulos de respeto.

LOS FUNCIONARIOS DE PRISIONES, PREOCUPADOS

Rafael Paniza, portavoz de la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP), ha querido dejar constancia de que la ley está dejando consecuencias dentro de prisiones dado que son los encargados de la seguridad y de velar por la vida de los internos.

Rafael Paniza, portavoz de la APFP.

Están preocupados porque ellos son los que realmente trabajan dentro de las cárceles y ha asegurado que han sido varios los internos que ya han pedido el cambio de sexo y, con ello, cambio al módulo de mujeres. En cuanto a la instrucción del año 2006, a su juicio, no vale y no sabe como Instituciones Penitenciarias podrá «solucionarlo».

«La instrucción está obsoleta» porque ya no se necesitan informes médicos ni psicológicos, “había una serie de filtros”, ha sentenciado  

close

Hola 👋
Gracias por visitar la
web de APFP.

Regístrate para recibir contenido sobre prisiones.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Puedes valorar esta noticia, utilizando estas estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...