En esta sentencia se demuestra que L.Z.F. a través de sus caricaturas humilló y denigro a un compañero simplemente por tener una opción sindical distinta. Con el fin de dañarlo aún más, también caricaturizo de forma denigrante a su pareja sentimental, por

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

En la revista de su sindicato, ACAIP, publicó varias caricaturas del delegado de APFP, ahondando esta conducta totalmente deplorable y  envío la de su pareja a la revista para su publicación, sin que llegará a ser publicada la difundió por su centro de trabajo y a través de diversas redes sociales. Además, llevó a la Inspección Penitenciaria y a Fiscalía varias denuncias por maltrato que él mismo “gestionó”, siendo desmentidas y archivadas, respectivamente, de las que, además, les dió publicidad a través de la revista ACAIP y de un periódico de la localidad.

Finalmente, optó por jubilarse antes de ser expedientado por la Inspección Penitenciaria ante estos graves hechos.

Imagen

 

Información adicional